Derecho Civil

Psicología Jurídica / Derecho Civil

Psicología Forense y Derecho Civil

En el ámbito del derecho civil, el psicólogo jurídico forense se encarga del asesoramiento y evaluación de diferentes áreas jurídicas como lo es la capacidad de las personas en el ejercicio de sus derechos y obligaciones, la aptitud para el ejercicio de esos derechos así como en todas aquellas situaciones que impliquen un trabajo en el campo psicológico dentro del derecho civil. En el ámbito privado ejerce como perito, asesor del abogado, colaborador del mismo a nivel interdisciplinar durante todo el procedimiento y mediador. El informe pericial puede solicitarse por cualquiera de las partes implicadas en un procedimiento civil

En UNO Psicólogos llevamos más de 15 años realizando informes y contrainformes periciales en casos relacionados en el derecho civil determinando el estado psicológico de las personas que se hallan inmersas en algún procedimiento judicial.

Áreas de Intervención en Derecho Civil

  • Derecho de familia. Valoración de Idoneidad Parental. Asesoramiento y Programación de Régimen de Visitas, estancias y comunicaciones. Se llevará a cabo una evaluación de la personalidad de los padres, equilibrio emocional, actitudes respecto a la familia, estilo educativo y deseo y apego de los menores. La idoneidad para la guarda y custodia se basa fundamentalmente en la constatación por parte del perito de quien es el progenitor con una personalidad más equilibrada y saludable, que pueda proporcionar, no sólo comodidades materiales sino, especialmente, una más rica red de apoyo social, mayor nivel de afecto y mejor educación. Ha de explicarse por parte del perito quién es el progenitor más estable con una personalidad más saludable, que proporcione a los menores mayor seguridad, comodidades, una red de apoyo social amplia y mayores posibilidades de crecimiento personal señalándose cuál de los dos ofrece mayores esfuerzos de conciliación mínima.
  • Tutela, curatela e incapacitación. Evaluación de la capacidad de autogobierno de la persona, respecto a sí mismo y sus bienes. Se determinarán los ámbitos concretos en los que la persona necesita protección, bien sustituyendo su capacidad de (tutela) o complementándola dejando al paciente la iniciativa (curatela). Para valorar la idoneidad para cargos tutelares se realizará una evaluación de los pretendientes a la tutela y curatela, estableciendo quién es la persona más responsable con personalidad más saludable para proporcionar al incapaz cuidados y atención necesaria.
  • Evaluación psicológica de accidentes de tráfico y baremación de secuelas psíquico- orgánicas.
  • Realización de contrainformes. El perito psicólogo puede realizar un contrainforme de otro peritaje psicológico y realizar una nueva evaluación con el objetivo de valorar la existencia de posibles errores en la metodología empleada, el análisis de los datos, la evaluación realizada, las consideraciones forenses realizadas, etc.
Pida Cita